Bienvenido a Conservas Vega Baja

6 razones para comer tomate frito “Vega Baja”

                      

1.- Es enemigo de las bacterias

Un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia ha comprobado que los antioxidantes que posee el tomate se llevan mejor con los probióticos más usados como suplemento para combatir problemas intestinales.

Al tomar tomate frito también nos estamos desprendiendo de microorganismos que pueda contener el crudo y conseguimos que libere muchas sustancias bioactivas y facilitamos que nuestro organismo las asimile mucho mejor.

2.- Ayuda a prevenir problemas cardiovasculares

Hablamos del licopeno, ya que es el responsable de que el tomate frito nos ayude a mantener nuestra salud cardiovascular. Para esta función en concreto, el licopeno libera electrones en la sangre que captan los radicales libres, evitando que se dañen moléculas y membranas celulares.

Otra función que cumple el licopeno es favorecer la circulación y evitar que se acumulen líquidos, regulando así nuestros niveles de tensión arterial.

3.- Al freírlo sus propiedades “mejoran”

Al freir tomate, todos los antioxidantes que posee, como el licopeno, mejoran y, además, obtenemos otros nutrientes que no tenemos al comernos el tomate crudo, ya que el calor hace que sea más fácil para nuestro cuerpo absorberlas. Es decir, pasar el tomate por la sartén hace que todas las sustancias químicas (naturales) que contiene desaten todo su potencial. Y con nuestro bote de Tomate Frito Vega Baja sólo tendrás que abrirlo ¡y listo!

4.- Perfecto para hacer detox

Las dietas, batidos y zumos detox son muy populares ahora mismo, y su característica común es estar compuestos por alimentos antioxidantes, así que el tomate no puede faltar en esta dieta, batido o zumo.

Los antioxidantes de los alimentos actúan como depuradores garantizando el buen funcionamiento de la función hepática.

5.- Nos ayuda frente algunas enfermedades

La mejor prevención contra el cáncer o cualquier otra enfermedad es acudir a tu médico de cabecera, pero nuestra alimentación también puede ayudarnos. El Tomate Frito Vega Baja actúa a nivel celular nutriendo, defendiendo y fortaleciendo los tejidos que componen nuestro organismo frente a ataques de radicales libres. En este caso al licopeno le ayuda el glutatión, y ambos cuidan del ADN de las células y ayudan a evitar que muten y se alteren.

6.- Ayuda a mantener la piel sana

El tomate frito contiene carotenoides, que es un pigmento natural y una forma de vitamina A. Estos carotenoides o betacarotenos son transformados por nuestro organismo en retinol cuando los necesitamos, haciendo así que nuestra piel mejore.

Además, también nos protege de los rayos UV del sol y ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *