Bienvenido a Conservas Vega Baja

No guardes las conservas abiertas en la nevera

Seguro que muchas veces has abierto una lata de atún o de tomate frito y te ha sobrado el contenido, después lo has introducido en la nevera para consumirlo posteriormente.

Debes saber que esto aparentemente común e inofensivo esconde algo muy peligroso. El contacto de los alimentos abiertos con el oxígeno provoca oxidaciones, formaciones de bacterias y hongos que pueden perjudicar a la salud, siendo la más común el clostridium botulinum que provoca el botulismo, una enfermedad causada por una toxina que sintetiza esa bacteria.

Siempre que te haya sobrado el contenido de una lata viértelo en un “tupper” o en un recipiente de vidrio y hazlo siempre con su líquido original para que se conserve mejor y se mantenga todo el sabor.

Guardar en dichos recipientes el contenido no significa que aumente la conservación del producto abierto sino que éste debe ser consumido como máximo en cuatro o cinco días desde que se abrieron. Si piensas en consumir la lata el mismo día tampoco es necesario que realices estos pasos, con tapar la lata unas horas sería suficiente.

Si el contenido es demasiado pequeño para los recipientes señalados anteriormente o no dispones de ello, la solución es bien sencilla, utiliza una taza o un cuenco, deposita el contenido y lo cubres con film transparente que te ayudará a mantener en buen estado el producto hasta un máximo de dos días.

De este modo te garantizamos que podrás conservar los alimentos de lata lo mejor posible hasta pasados unos días desde su apertura.

Si quieres conocer nuestros productos en conserva puedes visitar nuestra tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *