Bienvenido a Conservas Vega Baja

10 alimentos imprescindibles de Otoño

Los días son más cortos, pronto el viento y la lluvia harán acto de presencia en nuestras calles, llegará el frío. Debemos adaptarnos al nuevo clima y a los ritmos de una nueva estación, el otoño.

A continuación, te sugerimos 10 alimentos imprescindibles en tu dieta que te facilitarán la  adaptación a los nuevos cambios. ¡Esto es lo que debes comer!

Pescados azules (salmón, sardinas, anchoas, etc.). El contenido en minerales de este tipo de pescados es altísimo, en ocasiones 25 veces superior a otro tipo de alimento como la carne. Además son ricos en Omega 3, ayudan a mantener los huesos fuertes y poseen muchos antioxidantes, vitamina B y C, que previenen los problemas relacionados con el sistema nervioso.

Setas y champiñones. ¡Aprovecha que esta es la temporada de este exquisito producto! Nuestros bosques están llenos de ellos, pero, ten cuidado, cógelos solo si conoces bien cada especie y estás seguro de que son comestibles. Si no cómpralos en las tiendas especializadas y disfruta de todo su sabor. Tienen un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, ricas en hierro, fósforo, potasio y minerales.

Calabacín y calabaza. Estas verduras tienen un alto contenido en agua y un bajo aporte de calorías y de hidratos de carbono. Son alimentos muy versátiles que pueden ser cocinados al vapor, a la plancha, en guisos, postres, purés…

Coles de Bruselas. Esta verdura es muy rica en nutrientes y tiene numerosos beneficios para la salud. Las coles de Bruselas son ricas en vitaminas, fibra y minerales: son muy recomendables en dietas para bajar el colesterol, tratar la diabetes y controlar la tensión.

Espinacas. Era el alimento preferido de Popeye y ahora sabemos por qué. Las espinacas tienen un alto poder saciante y un bajísimo aporte calórico. Alivian el estreñimiento, aportan hierro y facilitan el tránsito de los alimentos.

Endivias, escarolas y lechugas. La ensalada es siempre un plato apetecible, pero además está llena de nutrientes. La lechuga es rica en antioxidantes y un gran aliado cuando queremos perder peso, ya que apenas tiene calorías. Las ensaladas son, en definitiva, un plato sano, del que puedes hacer mil sabrosas versiones.

 Espárragos trigueros. Es uno de los alimentos más diuréticos de la dieta mediterránea. Recomendados para problemas de retención de líquidos o enfermedades del riñón. Además pueden presentarse de muchas maneras, a la plancha, revueltos, como acompañamiento de carnes o pescados.

Frutos secos. Tanto avellanas, como almendras , piñones, nueces, castañas, tienen un gran aporte calórico, es verdad, pero su gran cantidad de hierro, fósforo, vitaminas y nutrientes, las convierten en el aperitivo ideal para tomar ente horas o para acompañar a muchas recetas.

Pasas y dátiles. Son perfectas para depurar al organismo y contienen gran cantidad de antioxidantes buenos para piel y cabello.

 Legumbres. Su variedad es inmensa, lentejas, garbanzos, judías… y son uno de los ingredientes fundamentales de los platos de otoño. Se consideran uno de los productos esenciales de la dieta mediterránea y si se hacen en ensaladas o en guisos sin aderezos son muy sanas y se convierten en alimentos muy completos y sanos.

Incluir todos estos alimentos en tu dieta es una apuesta segura, así que ¡no lo dudes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *